ZURTEK reconstruye la estructura de madera de la Torre Ondiz en Leioa

ZURTEK se encuentra ultimando los trabajos de reconstrucción de la estructura de madera de Torre Ondiz, en Leioa, Bikaia, realizados bajo la dirección del estudio de arquitectura Disaro S.L.P.

 La Torre de Ondiz

Estructura de Madera

 La Torre de Ondiz se localiza en el sector oriental de la colina de Elexalde, en una pequeña terraza allanada, dentro de una pequeña elevación junto a la ría del Nervión. Se sitúa a media ladera sobre una terraza coronada al Norte por la iglesia de Nuestra Señora de los Remedios de Ondiz. Su situación es privilegiada ya que su ubicación, ventilación y perspectivas visuales son óptimas para ejercer un control directo sobre el entorno circundante y sobre el camino que debía pasar por delante de su fachada. Este camino procedía de Plentzia pasando por Algorta y se dirigía a la ría.

 La apariencia de la Torre de Ondiz al inicio de las obras era la de un caserío debido a la no conservación de la altura original y a la inserción de varios añadidos. Además la construcción de pabellones y distintas construcciones a su alrededor daba al entorno la apariencia de una pequeña barriada abandonada dedicada a labores ganaderas y situada entorno a un espacio central.

El abandono era casi total. Los añadidos de la fachada delantera (Este) habían perdido al cuerpo superior que creaba el atrio del caserío. Las estructuras que formaban este elemento adosado (mechinales, revocos, etc.) se conservaban como negativo del cuerpo desaparecido; la cubierta a dos aguas presentaba un deterioro crítico y la estructura de madera interior y sus compartimentaciones estaban semihundidas. El abandono de su función residencial por posteriores funciones agropecuarias podían haber contribuido a este gradual deterioro.

No quedaba nada de la estructura interna de madera. En origen ésta debía ser a base de pisos holladeros de madera sustentados sobre al menos dos pies derechos situados según un eje transversal del edificio. “sobre ellos apearían sendas vigas dispuestas en sentido longitudinal, y que junto con los escarpes de los muros laterales servirían a su vez de apoyo a las solivas; finalmente, encima de éstas se clavetarían las tablas que formaban los suelos”

Finalmente Ondiz remataba en una cubierta a dos aguas lejos de la original a cuatro vertientes. Complicado es adscribir a que fase puede pertenecer la techumbre observada al comienzo de las obras. Posiblemente formase parte de la parcelación interior actual con lo cual perteneciente a una última reforma del siglo XX.

 Evidentemente, nada de esto se conserva, y de hecho ni siquiera los actuales forjados corresponden en altura a los primitivos. Hoy Ondiz presenta en la planta baja dos muros de carga longitudinales formando un pasillo central que conduce de la entrada delantera a la trasera, y sobre ellos descansan unas solivas que en sus extremos se encastran en los muros perimetrales, ya que al haberse alterado el sistema de alturas los escarpes de las paredes no pueden servir ya como soportes. En los pisos superiores los muros de carga son sustituidos por pies derechos. Todo ello parece fruto de una reforma tardía, del siglo XIX o, más posiblemente, del XX”.

 Antes de comenzar las obras de restauración de Ondiz partíamos de la idea de que Ondiz no es una verdadera torre. Creemos que estaríamos ante un modesto palacio-torre, o ante una casa noble. Según J.M. González Cembellín “(…) una construcción heredera delas torres en su concepción general y en su técnica constructiva, pero que ha renunciado aa lgunos de sus más característicos aspectos. Así, frente al volumen vertical de las torres los palacios torre optan por otro cúbico o incluso apaisado; frente a los muros gruesos, por los más delgados – en parte gracias a la pérdida de altura, que hace innecesario tanto espesor  –; frente al hermetismo, por la apertura de un número mayor de vanos, que además son más grandes; frente al acceso principal elevado sobre patín, por los ingresos bajos…”

 Igualmente el autor cita “…los palacios torre sólo tienen habitualmente dos alturas –planta baja y primer piso–, mientras que Ondiz cuenta con un salón superior, una estancia que evidentemente multiplicaba las posibilidades residenciales de la casa, a la vezque la acercaba formalmente a las verdaderas torres. Esta particularidad nos permite incluir a Ondiz en un subtipo que hemos denominado palacio torre con sala superior. Como ejemplares más sobresaliente de este modelo podemos recordar las “torres” de Urrutia(Sopuerta), Loyola (Azpeitia, Gipuzkoa) o Jauregizar (Arraiotz, Navarra) y Donamaria(Donamaría, Navarra)”.

 En cuanto a la cronología que propone el autor para Ondiz se acercaría a los primeros años del siglo XVI, ya que estos palacios-torre son todos posteriores a 1500.Estaríamos por lo tanto ante una construcción de reducidas dimensiones, rural y modesta; pero con ciertas pretensiones como puede reflejar algunas partes como la sillería, una mampostería de calidad seleccionada en ciertos sectores y el balcón sureste.

La evolución posterior la llevaría al intento de ser transformada en un caserío con los añadidos delanteros y con la apertura de algunos vanos (como puede ser el vano central izquierdo de la planta baja). Esto debió producirse a lo largo del siglo XVII. Tras esta gran reforma las actuaciones pudieron ser más escalonadas y más concretas. Como la inserción de los añadidos traseros que pudieron haberse producido a lo largo del siglo XVIII; o la alteración del interior y la apertura de nuevos vanos que pudo haberse producido en los siglos XIX y XX con el abandono de la función residencial.

 Descripción de las obras

 Todas las actuaciones contempladas en el Proyecto de Intervención Arqueológica buscaban en todo momento minimizar el impacto de las obras proyectadas de conservación del inmueble, así como posibilitar la localización de nuevos elementos pertenecientes al edificio original o etapas ocupacionales anteriores. Para ello era conveniente realizar una detallada lectura de alzados y un sondeo arqueológico de valoración que permitiese documentar las diacronías existentes en la parcela.

 El objetivo de los promotores era ganar la torre como un espacio cultural más del Municipio de Leioa. Para ello se ha construido en el sector septentrional un nuevo inmueble que acogerá los servicios (ascensor, escaleras, etc.) auxiliares de la futura instalación. Esto ha provocado la inserción de nuevos ingresos en la fachada Norte de la construcción con el objetivo de hacer de acceso a la torre; coincidiendo con un sector en el que la fábrica original había sido altamente modificada en las últimas centurias.

 A la hora de intervenir sobre la Torre de Ondiz el Ayuntamiento de Leioa se planteó varias posibilidades. Sin embargo el objetivo principal era utilizar la torre como futuro espacio dedicado a actividades socio-culturales y por ello la idea principal era salvaguardar la estructura original del edificio. Para facilitar esta opción se proyectó la realización de un edificio anexo que contendría los accesos (tanto escaleras como ascensor para cumplir con la accesibilidad al edificio) y los servicios necesarios; accediendo a la torre por la fachada Norte (una de las más deterioradas).  Para ello se retirarían todos los añadidos y adosamientos posteriores (incluidos los pertenecientes al caserío del siglo XVII) y la actual estructura interior, que además de estar en un estado ruinoso no presenta ningún interés. Estas actuaciones conllevarían una posterior consolidación de las estructuras actuales respetando al máximo la estructura de vanos de la torre. El saneamiento y consolidación de las zonas en las que la mampostería estaba dañada se hizo siguiendo un control arqueológico de su retirada haciendo un seguimiento especial de los vanos originales (con extracción de piezas con documentación e identificación individualizadas como más abajo veremos).Por lo tanto se intervino sobre la ruina transformándola en un edificio diferente con nuevas utilidades –manteniendo en gran parte de las fachadas los vanos originales- y sustituyendo los elementos deteriorados por el paso del tiempo y por las reformas realizadas.

Construcción en Madera

Los trabajos de reforma y rehabilitación han sido llevados a cabo por la escuela taller de la localidad y por ZURTEK, que se ha encargado de toda la estructura de madera del edificio, tanto los forjados como la cubierta.

 

Los comentarios están cerrados.